Debido a la pandemia de Covid-19, muchas empresas hicieron la transición de trabajar en la oficina a trabajar de forma remota. Para algunas personas, este cambio fue más fácil que para otras. Pero independientemente, parece que muchas empresas creen que las ventajas de los trabajadores remotos superan las desventajas y no volverán pronto.

Entonces, ¿Cómo le afecta eso? Quizás disfrute trabajar desde casa, o quizás no. En cualquier caso, aquí hay 7 consejos sobre cómo puedes aprovechar al máximo su nueva situación de trabajo remoto. No todo está mal, lo prometemos ;)

1. Haga un horario

Probablemente el consejo más importante sea el siguiente: haga un horario y cúmplalo. Las rutinas diarias son imperativas cuando necesitas ser el administrador de tu propio tiempo. Si no es cuidadoso con su tiempo, encontrará que se le escapa y le faltará la productividad para cumplir con sus responsabilidades. No olvide planificar también sus rutinas matutinas y vespertinas que le permitirán trabajar tanto a tiempo como en el estado de ánimo adecuado.

2. Establecer límites

Cuando se trabaja desde casa, es tan fácil dejar que su vida hogareña y su trabajo comiencen a juntarse. Una forma de preservar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal es establecer límites, tanto físicos como mentales. Si es posible, establezca algún tipo de oficina que se dedique al trabajo. Además, no olvide comunicar sus límites con las personas con las que vive, ya sea un compañero de cuarto o su familia. Cuanto más productivo pueda ser en el trabajo, más fácil le resultará “volver a casa” al final del día.

3. Tome descansos intencionales

Los estudios muestran que los períodos prolongados de concentración sin interrupciones conducen a una disminución de la productividad y un aumento de la fatiga mental. Es muy necesario tomar descansos intencionales durante la jornada laboral para mantenerse concentrado, lleno de energía y motivado. Utilice aplicaciones como Pomodor, un temporizador basado en la web que le notifica cuándo es el momento de tomar un descanso y realiza un seguimiento de su productividad.

Tampoco subestime la importancia de salir de casa. Todos necesitamos vitamina D, así que tome uno o dos de sus descansos todos los días para caminar por el vecindario o sentarse afuera en su porche.

4. Comuníquese con su equipo

La comunicación es esencial cuando se trabaja desde casa, por lo que es mejor comunicarse en exceso que lidiar con malentendidos que son el resultado de la falta de comunicación. Afortunadamente, la tecnología nos permite tener conversaciones “cara a cara” a través de Zoom y FaceTime que facilitan la comprensión mutua.

Además, no descuide la interacción en persona con su equipo si es posible. Programe una hora para reunirse en la oficina o en una cafetería y hablar en la tienda o simplemente para disfrutar de pasar el rato. Estas interacciones personales son muy importantes para la unidad de su equipo y su propia salud social en el trabajo.

5. Tome los días de enfermedad

Cuando se trabaja desde casa, puede ser fácil pasar la jornada laboral cuando no nos sentimos bien. Podemos venir a trabajar en pijama y tomar un descanso para tomar una siesta cuando no podemos concentrarnos. Pero la realidad es que los días en que estamos enfermos, probablemente no estemos trabajando de manera productiva y nuestra empresa sufrirá por eso.

La mejor opción es usar el tiempo por enfermedad que está disponible para usted. Está ahí por una razón, y serás más útil para tu equipo cuando estés descansado y recuperes la salud. Si trabaja por cuenta propia y no tiene tiempo de enfermedad pagado, no olvide que descansar puede valer más que perder un día de trabajo. Su salud, a largo plazo, es más importante para su negocio que las tareas que podría realizar en un día.

6. Mantente positivo

Puede ser fácil desanimarse por distraerse durante unos minutos o frustrarse con un compañero de trabajo que no tiene la mejor etiqueta de correo electrónico. En última instancia, mantener una actitud positiva es la clave. Tómate un poco de holgura (especialmente si eres nuevo en el trabajo desde casa). Es un ajuste seguro, y puede llevar algún tiempo aprender a ser tu yo más productivo y eficiente sin la afirmación y la responsabilidad a las que estás acostumbrado en la oficina.

Asegúrese de dejar un poco de holgura a su equipo también. La comunicación es más difícil cuando no se trata de una comunicación cara a cara, por lo que algunas cosas pueden pasar desapercibidas o perderse en la traducción a través de la pantalla. Recuerde su objetivo común y trabajen juntos para lograrlo.

7. Disfrute de las ventajas

Aunque trabajar desde casa tiene sus desafíos, también tiene algunas ventajas importantes. Su horario es más flexible, tiene la libertad de personalizar su espacio de trabajo (no más congelarse debajo de la unidad de aire acondicionado de la oficina), ahorra el tiempo que habría gastado en ir al trabajo y sin mencionar el dinero que puede ahorrar en gas y comida.

¡Así que disfruten! Prueba esa nueva receta de pan que requiere que lo cuides cada hora. Disfrute del tiempo extra jugando con sus hijos. Cualquiera que sea su nueva situación laboral, aprovéchala al máximo y disfrute viviendo su vida al máximo con cualquier situación que haya enfrentado.

accounting services blog post CTA(1)

Enfoquese en su negocio. Dejenos la contabilidad a nosotros.

Subscribase hoy para 6 meses de servicio de contabilidad completa, apoyo de contabiliad incluyendo entranamiento en QuickBooks, o servicio de nómina, y obtenga 1 mes gratis.

Obtenga 1 mes gratis